Llevar ropa interior por debajo del bañador. ¿Por qué?

Llevar ropa interior por debajo del bañador. ¿Por qué?

Si debemos llevar o no ropa interior por debajo del bañador es una cuestión que se analiza cada comienzo de verano, y que nosotros queremos tocar también para explicaros los contras y ofreceros alternativas a esta práctica que, en los últimos años, han ido adoptando numerosos usuarios de las playas de nuestra geografía.

Partimos de la base de que unir humedad y temperaturas óptimas crea un ambiente apto para la proliferación de bacterias y microorganismos, por lo que a priori los contras que aparecen son muchos y los pros… presumiblemente ninguno.

Si utilizas ropa interior convencional por debajo del bañador, que generalmente suele ser de algodón, el tiempo de secado se dilata considerablemente; unido a tu temperatura corporal, tienes todas las papeletas para contraer alguna infección en tus partes íntimas, además de irritaciones y hongos. Por otro lado, utilizar ropa interior bajo el bañador puede limitar tus movimientos, pesará más en el agua, y estéticamente no le encontramos ninguna ventaja: que se marque, se transparente o se vea la goma del calzoncillo por encima de la cintura del bañador son detalles que no agradarán en absoluto a cualquier otro(a) bañista que haya reparado en tu particular estilismo. Por no decir que pasarás muchísimo más calor en los momentos previos al baño, tumbado al sol o paseando por la orilla, lo que provocará más sudoración y por lo tanto mayor incomodidad y riesgo de eccema o dermatitis.

En nuestra opinión, por lo que hemos sondeado, vienen a ser dos las razones por la que numerosos hombres deciden utilizar calzoncillo bajo la ropa de baño: que todo esté más sujeto y nada se adivine bajo la fina tela del bañador, o que, a su parecer, ese trozo de goma de calzoncillo que sobresale por encima de la cintura del bañador es realmente un detalle súper atractivo.

Bien, para ambos casos, te presentamos diversas soluciones que pueden satisfacerte y que harán que dejes de jugarte tu salud y la de tus “pequeños” en las tardes de verano al sol:

1- La mayoría de los bañadores tipo bermuda tiene incorporada una rejilla en formato slip que soluciona la sujeción de los genitales manteniéndolos en “su sitio”. Aunque la mayoría son de tejido sintético, si eres de los que sufren alergias o rozaduras podrás encontrar bañadores cuya malla interior está fabricada en algodón. Toda la prenda de baño se secará al mismo tiempo y la zona no estará húmeda durante horas.

2- Si lo que buscas es que se vea la goma del calzoncillo, cada vez más firmas sacan modelos con goma vista como si realmente llevaras por debajo una prenda de ropa interior. En este caso, te dan el trabajo hecho.

3- Si pese a todo es tu deseo llevar una prenda a mayores bajo el bañador, decántate por una diseñada especialmente para ello. Su composición será la adecuada, su secado rápido, y te asegurarás de que mantendrás tu comodidad tanto dentro como fuera del agua. Pregúntanos en Interius en Pontevedra o a través de nuestra tienda online por los modelos SWIMDERWEAR de Addicted. Estamos a tu disposición para ayudarte.

  

4- Como última opción, aunque bien podría haber sido la primera, te presentamos los 2N1 de SaxxUnderwear: un bañador Saxx en distintos estampados y colores a elegir, que incorpora (y aquí está lo importante) un boxer Quest 2.0 oculto en su interior. Tecnología antibacteriana y antiolor, con su BallPark Puch patentado para un soporte sin rozaduras. Lo que estabas buscando: llevarás ropa interior por debajo del bañador, con todas sus ventajas y olvidándote de sus inconvenientes.

  

Para terminar, un último apunte que reafirma nuestra la teoría de que llevar ropa interior por debajo del bañador no es buena idea: nuestras queridas mamás. ¿Recordáis cuando éramos pequeños y pasábamos el domingo en la playa en familia? Lo primero que hacía mi madre cuando salía del agua era envolverme en la toalla; lo segundo, sacarme el bañador mojado y ponerme otro seco; y ya luego me daba mi bocadillo de nocilla para reponer fuerzas (que la playa da mucha hambre…) Párate en lo segundo: cuando las madres hacen algo, es por que hay una razón, una razón importante.