Calzoncillos estampados

Calzoncillos estampados

Ya sabemos que el color negro es un acierto. Siempre nos dijeron que el azul combina con todo y no es arriesgado. Somos conscientes de que los colores lisos son fáciles de vestir y no rompen la armonía del conjunto...

¡Pero...! ¿Y si ya estamos cansados de todo eso? Y si lo que nos apetece es romper las reglas y aventurarnos al dictado de nuestra imaginación?

Piensa... ¿Qúe pasa si un día de lluvia nos ponemos unos calzoncillos negros? ¿Y si pasamos un mal momento y nos ponemos unos gayumbos grises? ¿O si somos un tanto apáticos y tenemos tendencia al pesimismo y al desánimo, y nos ponemos la misma ropa interior blanca de todos los días? Pues que nos vamos a quedar como estábamos: como el día, tristes y sin motivación alguna. Podríamos proponeros un color rojo para los días de lluvia; verde lima si estás de bajón; y morado para no perder nunca el optimismo!

Pero vamos un poco más allá...

Y es que los colores nos cambian el estado de ánimo casi sin darnos cuenta. Sucede lo mismo que con las canciones de la radio. Cuando suena aquella que te hace subir el volumen a tope y entonar la letra a viva voz mientras golpeas el volante al ritmo de la música... y te liberas... y cuando vas por la mitad de la pieza ya empiezas a darte cuenta de que aquello se ha desmadrado un poco, pero te da igual. Porque el subidón ya te ha hecho ver las cosas de otra  manera. Y no bajas el volumen hasta el último acorde, y cuando termina, respiras profundo... y te sientes bien.

Pues con los colores sucede algo parecido. Y el color de los calzoncillos cobra especial importancia porque es lo primero que te pones, lo que está en contacto directo con la piel.

Porque a veces la ropa que vas a ponerte condiciona el tono de la ropa interior, pero otras veces, es la ropa interior la que te guía para elegir las prendas que te pondrás después.

Y entonces, ¿qué opciones tenemos?

Hace años el color de la ropa interior de hombre era, por excelencia, el color blanco. Blanco neutro, invariable, clásico y nada arriesgado. Pero requiere un cuidado especial para que se mantenga intacto e impoluto, por lo que más tarde el color negro fue ganando terreno y se convirtió en sinónimo de elegancia y distinción. El color negro sigue siendo un acierto si no quieres complicarte.

La gama de tonos lisos es interminable y todos los fabricantes disponen de básicos en multitud de colores. Son adecuados para una transición desde los tonos clásicos a los estampados, ayudan a combinar y facilitan los contrastes. Son una opción ideal para el día a día y te permiten variar según tu estado de ánimo y vestimenta. Encontrarás packs muy ventajosos económicamente que te iniciarán en el colorido de forma amena y muy versátil.

Pero cada vez más aparecen los estampados coloridos que harán cambiar tu visión del mundo de la ropa interior masculina. No estamos hablando de horteras que utilizan todos los colores del arcoíris sin coordinación sólo para llamar la atención. Hablamos de verdaderas combinaciones de colores que crean estampados diferentes, elegantes, divertidos y armoniosos que te sacarán de la monotonía de los colores aburridos y sin chispa ninguna.

Sin dejar de lado la masculinidad, teniendo en cuenta los patrones más adecuados para la anatomía masculina, garantizando el confort y el bienestar físico, compaginándolo con el bienestar emocional, aparecen estampados singulares para cada día de las mejores marcas: GUESS, DIESEL, LOUSY LIVIN,  y lo último de Impetus Underwear I AM WHAT I WEAR, que acaba de llegar para sustituir la marca Hot anterior y que llena un vacío en los armarios de los hombres.

CALZONCILLO BOXER FANTASIA LYOCELL FLORE           

Con los mejores tejidos, el formato más adecuado para un ajuste perfecto y ahora con los olores más vivos que nunca. Echa un vistazo al vídeo promocional: